domingo, 31 de enero de 2016

Ideas para regalar en San Valentín o porque si y otros delerios



Pues sí, como el título me echaba un poco para atrás lo arreglé con esa coletilla que al menos a mi coherencia la salva.

Quizás estas semanas me veáis más alejada del scrap, más cerca del reciclaje o del "hazlo tú mismo" (que yo traduzco como: "si una cuchara se creó para comer sopa, tú úsala para cualquier cosa menos para eso". El concepto me gusta y  me divierte y me encanta navegar por pasillos de tiendas o bazares y buscar cualquier uso distinto para el que fue concebido este u otro objeto.

Al grano, que me voy a la deriva. En las últimas semanas se ha celebrado la gran feria del scrap, las tiendas especializadas han ido a USA a conocer las novedades y ya comienzan a llega. Y tengo como cierto empacho de información comercial que tengo que digerir, de manera que pongo espacio  y busco la creatividad por otro lado.

No cuestiono nada, es más, lo bonito es muy bonito, y sí,  las tiendas y las personas que hay frente a ellas (que trabajan sin reloj) tienen que hacer su labor. Hasta ahí perfecto, pero sigo pensado que hay que buscar el equilibrio entre ser creativa y saber gestionar qué comprar y cómo usarlo o solo comprar compulsivamente un colección completa, incluyendo die cuts o el adorno que toque (y casi un manual de instrucciones), recortar todo como cuando éramos pequeños y simplemente sacarlo de su envoltorio y ponerlo prácticamente tal cual o cómo dijo la diseñadora de turno, en un álbum. Creo que es sano no seguir tantas normas y tomar el sendero que nos trajo aquí: fomentar la creatividad, pero la nuestra.

Que nadie tome esto como una ataque, pues no, admiro a quienes diseñan, admiro a quienes crean, pero también admiro a quienes son capaces de mezclar una colección con otra, usar una de hace 3 años, no poner los troquelados del kit X y apostar por otros adornos, a quienes investigan un poco más buscando su estilo y no pretenden ser copia y pega de la tendencia marcada en la estación que toque.

Solo eso, un poco de mesura entre lo que somos y  lo que se marca. Participar, pero no claudicar. Algo parecido pasa con los días señalados: "Día de"... Y no tengo ningún problema con ellos, a veces somos tan descastados que si no fuera por esos días se nos olvidaría decirle a la madre que nos parió que la queremos.

Así que hoy reivindico el equilibrio entre nosotros y lo de fuera. Sería genial encontramos en el medio.

Y tras este "delirios y letras", hoy ubicado en la sección de tutoriales, ahí os dejo el vídeo con ideas para regalar en San Valentín o porque sí. No sé si serán tendencia, seguro que no, ni con acabados tan finos, pero me lo pasé genial haciéndolo y el cariño fue infinito.

....Ay, que es un cuelga llaves reciclado con cartón en el que se insertan dos llaveros en forma de corazón y un marco con tres mini botellas con mensajes de amor.



Paso a paso de estas dos ideas para regalar en San Valentín o porque sí

Descarga la plantilla de los Corazones aquí

3 comentarios :

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podría decir mil cosas, pero ya lo has dicho tu. Así que solo: Amén

      Eliminar
  2. No veas como me identifico con tus ideas. Porque hubo tiempo en que muchas de nosotras ideábamos algo y luego salíamos buscando por casa o por las tiendas y papelerías cercanas algún material para hacer factible nuestros proyectos. Entonces, imaginábamos, buscábamos y creábamos prácticamente desde cero cualquier álbum, adorno o manualidad. Ahora, que hemos descubierto las grandes marcas extranjeras con una infinidad de materiales específicos y herramientas -muchas de ellas bastante limitadas y caras; otras que necesitan tropecientos accesorios para sacarles provecho- sufrimos de una especie de ceguera creativa. Cada día nos invaden miles de publicidades subliminales en blogs, you tube, facebook. Miles de papeles preciosos, herramientas milagrosas y el álbum de anillas número 2001 una odisea del scrap. Y nos quedamos maravillados, sentimos la necesidad de poseer todo lo hermoso para crear algo único y personalizado. Ahora bien ¿si compro una colección X con todos sus accesorios y creo un álbum con una estructura de las de andar por casa realmente estoy creando algo exclusivo y único? ¿Y si sigo a rajatabla un tutorial con un kit lo puedo considerar una obra original? Bueno, las respuestas serían las más variopintas, desde ser un Artista, así con mayúsculas, pasando por considerase un artesano hasta pensar como mi marido que dice que realmente lo que hace la mayoría de lo que él ha visto es jugar a los recortables de toda la vida. Que cada piense lo que quiera. Faltaba más, que yo venga aquí a pretender decir verdades absolutas. Pero para que penséis con más claridad os pongo un paralelismo con el corta y pega del scrap mayoritario (no todo mundo practica esta modalidad) ¿si buscamos varios fragmentos de textos en internet y componemos un texto nuevo de corta y pega haciendo un arreglito u otro nos podemos considerar autores de dicho texto y tildarnos de escritores o redactores? Ahí lo dejo.

    ResponderEliminar

Design: WS
Tiempo y Lugar © 2016.
Back to top